Hay sonrisas que lo complican todo

Y más cuando no son unos labios entreabiertos, unos dientes que deslumbran sino algo mucho más profundo. Como cuando la sonrisa es la puerta abierta al alma, el reflejo del corazón apoyado en los ojos, pidiendo permiso para salir. Desgarrando con matices la simplicidad de las palabras. Rellenando de sutilezas e interrogantes los jardines de la memoria.
Y es que, hay sonrisas que lo complican todo.

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s