Apunte

Asomada a la ventana del alma, sonríe burlona la duda. Y es que no hay mantas que valgan cuando el frío es bajo la piel.

Anuncios

Navidad

Noches de luna acerada irrumpiendo en la alcoba despoblada de sueños. La almohada, seca por las lágrimas de antaño, corre atravesando los campos de jóvenes inquietudes. La lluvia inunda a su paso las iglesias olvidadas, algún día crecerán flores de las grietas de las campanas.