Manolo y Manuel (II)

cafe

Cynthia, al ver a Manolo, comenzó a caminar hacia su mesa contoneándose para que nadie pudiera evitar percatarse de su presencia.

-No, esto no me gusta. Demasiado largo, los lectores buscan una acción más rápida.

Manuel, que regresaba de su almuerzo, empezaba a captar ciertos detalles que le serían muy útiles en un futuro. Era cierto que sus lectores querían una escritura más dinámica. No en vano, los libros de Manuel eran como el porno de la novela romántica: directos, bruscos y sin ningún rastro de sensibilidades. Probablemente por ello su público era mayoritariamente masculino, las mujeres suelen tener mayor gusto para las artes.

-Reescribiré su entrada… Lo anoto al margen que sino me bloqueo.

-Hola, ¿Qué tal? ¿Hace mucho que esperas?
-…Hola. No, sólo cinco minutos. Bien… ¿y tú?
-Bien, gracias. Es que había tráfico.

Es innegable que Manuel deja una gran huella autobiográfica en sus personajes, pero los titubeos de Manolo son prácticamente una fotografía de Manuel cuando conoció a Marta, su ex-mujer. Aquello fue una historia tortuosa, primero de amor, luego de constantes malentendidos y decepciones, pero siempre muy dolorosa. Por suerte para ambos, aunque Manuel aún no piense lo mismo, terminó hace tres veranos. Fue entonces cuando Manuel se atrevió a dedicarse en exclusiva a sus novelas, más motivado por el despido de la redacción donde trabajaba que por un acto de valentía.

-Estás muy guapa hoy.
-Siempre me dices lo mismo…
-…Pero es que es cierto.
-Bueno, ¿qué es eso tan importante que querías contarme?
-Es… Es que estoy algo nervioso, aún no es algo seguro…
-Pero cuéntamelo igualmente hombre, que veo que te hace muchísima ilusión.
-Pues la verdad es que sí. Bueno… allá va: Me han llamado de la editorial Satélite, que quieren publicar mi próxima novela.
-¡Eso es magnífico! ¿Pero aún no la tienes terminada, verdad?
-No, pero dicen que les interesa captar a lectores como los míos, que no son muy habituales y que confían en que la proxima novela tenga una aceptación similar a las anteriores.

-Disculpen, ¿qué les apetece tomar?
-Dos cafés, uno con sacarina, por favor.

Manolo no solía tomar la iniciativa, de hecho era la primera vez que pedía por ella, pero la conocía bien y la excitación por el asunto de la editorial lo había envalentonado. En ese momento, Manolo se dio cuenta de lo que acaba de hacer y se sonrojó ligeramente al mirar a Cynthia pidiendo su aprobación. Ella no pudo reprimir la carcajada.

-¿Te ríes de mí? No me importa, estás preciosa cuando ríes.

Manuel jamás se hubiera atrevido a decirle eso a Marta cuando la conoció, de su personaje lo único que era real era sonrojarse. Manuel se sonrojaba y mantenía largos silencios, ya fuera escuchando a Marta o simplemente por no saber realmente que decir. Quizá por eso empezó su historia, a ella le encantaba que supiera escuchar y le parecía tan tierno ese rubor continuo. Tampoco era real que una editorial tan importante se hubiese interesado por él, pero en sus libros podía soñar libremente a través de sus personajes, o eso creía.

10 comentarios en “Manolo y Manuel (II)

  1. ya está???
    por qué nos lo dosificas tanto?? eso no se hace amigo Linmer… queremos saber más.

    A mi me pasa como a Cynthia, me encantan los hombres que se sonrojan…

    un abrazo

    Me gusta

  2. Ha merecido la pena esperar! y ahora otra vez a esperar! las buenas cosas duran poco y sus esperas se hacen itnerminables, quizás por eso las disfrutamos el doble. Escuetas pero magníficas, como estas historais que nos brindas.

    Me gusta

  3. Morgana:

    Me halaga que quieras más, pronto habrá tercera parte.

    Besos de un hombre sonrojado.

    Penélope:

    ¿Te cae bien el personaje o el escritor? En todo caso, me alegra que así sea.

    Pronto más. Gracias por la visita ;) Besos.

    Vito:

    Lo lila que pueda ser Manolo, lo es porque así lo define Manuel, por lo que el lila soy yo, supongo. xD

    Gracias por tu visita ;) Un abrazo.

    el_Vania:

    ¡Cuánta razón tienes! Me alegra que alguien lo vea así, uno menos para reirse de mis cuitas amorosas :P Quiero decir… las de Manuel.

    Un abrazo amigo ;)

    Reif:

    ¡Gracias compi! Gran halago el tuyo, me has emocionado.

    Un abrazo Reif ;)

    Jorjor:

    Joooooooooooooooooooooooordaaaaan.

    señó.cherinola:

    No m’arrimu, no pateixi. Questá envadurnà de pintura prástica.

    Me gusta

  4. Increible Linmer!! Cada vez que te leo me sorprendes más! El capítulo uno era magnífico, me enganchó muchísimo pero este le supera bastante. Los diálogos geniales ;)

    Un besazo linmer.

    PD: He vuelto a añadir la dire en favoritos jeje :S

    Me gusta

  5. India:

    Me alegra saber que no me he perdido junto a los demás favoritos :P

    Me halaga saber que te gustan los diálogos, la verdad es que es lo que siempre me ha costado más, ya sabes, es difícil darles realismo, hacerlos dinámicos, siempre tengo la sensación de que las escenas con diálogos son como fotografías que pasan a camara lenta, más como diapositivas que como película.

    Un beso India.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s