Diario de un desconocido (VII)

23 de marzo – tarde


Te he besado al salir de la cafetería. Lo habrás notado, no sabía si hacerlo, no estaba seguro. De acuerdo que sea un chico tímido, pero sólo había miradas, no me habías dado ninguna pista más, a ratos parecías tan ausente… Pero no te lo reprocho, ni mucho menos, solo quiero decir que no es que no quisiera hacerlo antes, es que no quería precipitarme.


Ha sido mágico, incluso antes del beso, sentía un magnetismo nuevo. Un vértigo que me abocaba irremediablemente a tus labios. Un corazón desbocado que circulaba junto a la sangre, que iba despertando cada rincón de mi cuerpo, haciendo que tomase conciencia del tamaño de mi miedo. Y tanto deseo de besarte que las manos no llegaban nunca a tomarte las mejillas, las yemas de los dedos ávidas de contacto con tu piel.Y luego el beso, tan dulce y tan suave que tenía miedo de que tus labios se derritieran al rozarlos.


Luego la cena, en ese antro tan íntimo, que escogiste sin miedo a equivocarte. Me sorprendió mucho, sabías que no me fijaría en el sospechoso color amarillento de las paredes sino en la iluminación de las velas. Vale, también me fije en ello, pero no te equivocaste, aquel lugar tenía el encanto de la noche, de los susurros, de los sueños temblorosos.


El paseo por la bahía, cogidos de la cintura… ¿Sabes? Te sentía como parte de mí, como si esa otra mitad siempre hubiese tenido que estar ahí pegada, agarrada por la cintura, tapando el frío del viento y los años de soledad. Nos sentamos sobre la arena de la playa, aún no sé por qué te lo cuento, si tu estabas allí, pero supongo que para colocarte en contexto. El caso es que, mientras estabamos en la playa y me contabas que cuando necesitabas pensar ibas allí para que el crepitar de las olas te ordenase las ideas, yo pensaba que ya lo sabía, que te había imaginado cientos de veces junto a aquel mar infinito que empezaba justo bajo tus pies.


Sin que me diera cuenta, estabamos en la puerta de mi hotel, recuerdo que pensé si era casualidad o sí me habías conducido hasta allí hábilmente. Lo cierto es que espero que fuera lo segundo, pero dudo que tenga importancia. Era como si nuestro encuentro lo estuviese dirigiendo un relojero, todas las piezas encajando en el momento preciso, sin sobresaltos, un extraño vals desconocido, al menos para mí.


Sabes lo que sucedió después. No lo narraré por  miedo a que las palabras desgasten los recuerdos de lo que me hiciste sentir, hasta convertir lo que fue un sueño en un recuerdo que se pueda anclar en el pasado. Quiero que la noche de ayer siga siendo un sueño, un sentimiento más que un recuerdo, que pueda acompañarme en el viaje de regreso, que pueda rellenar las ventanas de mi vida para poderte sentir al otro lado del cristal a pesar de volver a estar lejos.


Me he despedido de ti en el andén, yo me llevo el sueño y a ti te he dejado el cuaderno que tienes entre las manos, mi diario, que siempre escribí para ti, aunque aún no supiera exactamente por qué. Ahora lo sé. Lo escribí porque era la única forma de prometerte que volveriamos a vernos, la única forma en la que sonase creíble. Porque si, a pesar de todo, sigo siendo un desconocido, podrás leer mis pensamientos, saber lo que sentí. Saber que el que tuviste delante no es un desconocido cualquiera, sino que volverá para dejarse conocer, durante toda una vida si es preciso.


Anuncios

7 comentarios en “Diario de un desconocido (VII)

  1. Como te dije… Para mí una de las mejores entradas de este “peculiar” diario Linmer.
    ¿Es el fin? O él volverá próximamente cargado de nuevos sueños al lado de ella?

    Si la chica tiene ahora el diario en sus manos seguro que para ella es el doble de emocionante que lo ha sido para nosotros, así que se lo estará pasando bomba!! Al menos si a mí me hicieran algo así disfrutaría mucho leyéndolo :)

    Un abrazo guapo!

    Me gusta

  2. DavidG:

    Gracias, David. No cambiarás nunca, jajaja. Aunque si hay miedo el tamaño es más pequeño, ¿no?

    Penélope:

    Gracias, Pe. En este capítulo no cabía eso, pero no he dicho que sea el fin, incluso podría escribir las sensaciones de ella otra persona, quién sabe…

    Duquesa:

    Gracias, Duquesa. La idea era esa, aportar todos aquellos pensamientos que no podrías saber sólo mirando lo que pasa, me alegra que te haya gustado.

    Tal vez sí, quizá vuelva a verla… Sobre lo del polvo, en el fondo eres como David , ¿eh? jajajaja

    India:

    Gracias, India. Como les decía a los demás, no sé si continuará, ¿tú que crees?

    Desde luego, ella que ha recibido esa última sorpresa en forma de diario, tal vez tenga mucho que decir. Si disfruta o no del regalo, depende de si es una chica sensible, pero imaginamos que sí, sino no hubiese escogido ese restaurante, ¿verdad?

    ¡Un abrazo guapa!

    Me gusta

  3. Wow… que final más bonito, tierno, feliz e inquietante… porque aunque parece resuelto, está claro que uno abre ramificaciones de posibles situaciones que se desarrollarán con el devenir de los días…
    Grande, Linmer!!

    Salud/OS!

    Me gusta

  4. El juego de palabras de este texto es increíble! no sé… creo que cada día escribes mejor, te he de decir que me gusta como escribes normalmente pero con este texto te has llevado mi máxima puntuación.

    Es precioso, y leyendo me ha entrado envidia, hace tiempo que no siento como el protagonista de tu historia, que forma de disfrutar el amor tan intensamente, tendré que dejar las flores y quedarme en un planta a ver si así florece algo tan bonito.

    venga cuidate hermano

    Me gusta

  5. el_Vania:

    Muchas gracias, Vania. Precisamente, este cierre abre muchas opciones. Habrá más en breve ;)

    Reif:

    Gracias, Reif. Me encanta tu comentario, que lo diga alguien con una sensibilidad como la tuya es algo que llega. Puedes seguir visitando las flores, alguna será la que te haga parar a contemplar el paisaje ;)

    Un abrazo hermano.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s