Aquest cop l’harmònica…

Aquest cop és l’harmònica
qui arrenca els gemecs a la boca
i no pas a l’inrevés.

Són sons de record,
són llàgrimes d’enyorança,
són plors d’infant perdut.

Instrument amarg que treus l’aire de l’ànima
no matis l’oblit buidant-li les venes,
perquè quan no hi és ell no hi ha res,
perquè l’oblit implica l’existència.

Mentre tu toques les estrelles minven,
el mar s’enfosqueix.
Mentre tu toques,
retorna el neguit de saber que ell no tornarà.

No són tons d’òpera.
Són els crits d’esglai per el malson que començà quan va marxar.
Són els crits d’esglai d’una lluna que el troba a faltar.

Escribí este texto en abril del año 2002, creía haberlo publicado ya. Si lo hago ahora es porque justo hoy hace diez años que la armónica dejó de sonar. Queda todo tan lejano, que ni siquiera recuerdo bien cómo sucedían esos cambios de idioma en una misma frase. Ni siquiera recuerdo bien cuál era su voz. Y sin embargo, sigue tan viva su ausencia.

Hace diez años que la armónica dejó de sonar y desde entonces reposa en un cajón, bajo mi cama. A veces la saco de su estuche, la miro y pienso en tocarla, en que vuelva a sonar. Pero es que hace diez años que dejó de sonar y ni siquiera recuerdo su voz…

Anuncios

4 comentarios en “Aquest cop l’harmònica…

  1. Traducción:

    Esta vez es la armónica
    la que arranca gemidos a la boca
    y no al revés.

    Son sonidos de recuerdo,
    son lágrimas de añoranza,
    son lloros de niño perdido.

    Instrumento amargo que quitas el aire del alma
    no mates el olvido vaciándole las venas,
    porque cuando no está no hay nada,
    porque el olvido implica la existencia.

    Mientras tocas las estrellas empequeñecen,
    el mar se oscurece.
    Mientras tocas,
    vuelve la inquietud de saber que él no volverá.

    No son tonos de ópera.
    Son los gritos de miedo por la pesadilla que empezó cuando se fue.
    Son los gritos de miedo de una luna que lo echa de menos.

    Me gusta

  2. 10 años son muchos años, aunque las cosas se guarden en un cajón buscando otras vuelves a encontrarlas, y durante un tiempo recuerdas y desapareces del mundo, maldita memoria que no se puede borrar al gusto.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s