Sin pretenderlo y por casualidad

Hoy vengo a contar una historia que la mayoría ya sabe. Sólo por el placer de contarla:
 

Todo empezó como dicen que empiezan las grandes cosas, sin pretenderlo y por casualidad. Hacía tiempo que me apetecía ir a Istanbul y por avatares de la vida solo conseguí llegar al vestíbulo del aeropuerto esperando que se resolviese el conflicto con los controladores. No pudo ser, pero al cabo de un tiempo…

Otra oportunidad. “¿Hacemos algo estas vacaciones? ¿Estoy mirando Tokyo, te apuntas?”. Casualidad, como decía. Resultó que las ofertas eran engañosas y no estaba tan al alcance como parecía. “¿Y qué te parecería Istanbul?”. “Bien, pero que se apunta una amiga”. Sin pretenderlo. Y allí dónde iba una amiga, al final es otra. Por casualidad.

Hablar contigo -me permitiréis que me dirija directamente a ella-, por chat y sin conocerte de nada, fue una experiencia inusual. Conexión es quizá la mejor palabra que se me ocurre. Sentía que entendía lo que esperabas del viaje, lo que te apetecía hacer. Progresivamente, decir poco a poco sería mentir, salieron flecos personales que se entremezclaban con todo el asunto del viaje.

Empezó a darme más ganas conocerte que ver la ciudad en sí. Ahora quizá suene fácil decirlo, pero en aquel momento empezaba a ser sorprendente. Y empecé a pretenderlo. Esa conexión no era como para dejarla pasar. Nunca he creído en el destino pero uno debe aprovechar esos instantes donde surge la magia, la belleza a veces aparece en un rincón olvidado.

“¿Qué te parece si nos conocemos antes del viaje?”. No sé exactamente como pasé de pretenderlo a conseguirlo, quizá el arrojo también aparece en los rincones olvidados. Y así fue por mi lado del mantel, el resto lo conoces bien.  Casualidad. Pretenderlo… a eso puede que le diéramos la vuelta por el camino. Es como esas bolas de paisajes nevados: las agitas para que empiece a nevar y posiblemente no te sorprenda que lo haga, pero no dejas de admirar la escena.

Nuestro paisaje, el que nos ha traído hasta aquí, puede ser sorprendente. Lo que de verdad impresiona es la belleza del paisaje.

 A Ro

PD: Casualmente, en el preciso instante en que se ha publicado esta anotación hace un mes que emprendimos ese otro viaje, el que de verdad ilusiona. Quizá algunas cosas sí las pretendiera ;)

 

Anuncios

2 comentarios en “Sin pretenderlo y por casualidad

  1. Lunes 21 de marzo de 2011
    Inspirada por “Diario de un desconocido” y emocionada porque me parece una historia preciosa, me apetece escribir.
    Como en tu historia, escribiré cosas que ya te he dicho o mejor expresado, escrito, entre caritas y sonrisas hechas letras. Lo que no tengo tan claro es que te vaya a dejar leerlo. Supongo que no soy tan valiente o directamente es que ahora mismo sólo sé que no sé nada.
    Suena Adele en la tele y me sale la vena filosófica y mimosa, parte de mí que ya conoces.
    Que la vida te da sorpresas, es una expresión que siempre se dice a alguien que está en un momento de estancamiento y monotonía diaria, para tratar de que se sienta mejor. A mí me ha dado una muy grata sorpresa al conocerte, de esta forma casual y un tanto curiosa.
    En este tiempo de escribir y escribir, incansable, insaciable, has conseguido formar parte de mi vida. Pero como me dirías tú, no te asustes. En sentido literal estás en mí y en mi día a día, mucho más que la mayoría, tan cerca y tan lejos. Eso me saca una sonrisa tonta rodeada de cierta melancolía.
    Conocer sin conocerse, saber quién eres pero sin verte, ni tocarte, ni haberte mirado a los ojos (de ojitos a ojitos).
    Vienes dentro de dos semanas, una pequeña locura, con pinceladas de aventura que te trae a esta isla a conocer a la chica canaria que a veces te dice unas cosas un poco raras, pero que seguro te hacen sonreír.
    Ya te lo dije, estoy muy contenta de que vengas, con mucha expectación, como el día de reyes…q deseas q llegue, que dure, en el que sabes que algo bueno pasará pero que desconoces el qué y el cómo. Ésa es la salsa de esta historia, moverse por impulsos y esperar los resultados con alegría en el corazón. Copiando una de tus frases de ésas que me gusta leer, no dejar pasar ciertos trenes y, añado yo, vivir el momento porque el mundo seguirá girando, con o sin nosotros.
    R
    Ésto lo escribí días antes de conocerte en persona por primera vez..para mí el principio de una historia como dices, llena de magia y de momento especiales, de esos que te dejan la sonrisa en la cara y por los que sientes que vale la pena todo..

    Todo es lo que me das y todo es lo que somos..

    Para mi ojitos verdes :-*

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s