De entre las sombras

De entre las sombras regreso para salvarte, para salvarme. Hoy me he visto rodeando el abismo, pero no era hoy. Llevo años cayendo. Sólo nos traga el abismo en el que ya caíamos cuando despertamos a la consciencia, o eso parece.

Espero la lluvia que devuelva el peso a mis sueños. De tan ligeros, se me escaparon hace tiempo. Me obligaron a creer que no se podía tener todo. Me convencí de ello, me acostumbré a ello. Nadie nos dice que no se necesita todo, nadie nos dice que hay cosas a las que no podemos renunciar.

Somos esclavos del gris. Y lo llamamos negro. Que la vida no te sorprenda, buscándola en otro lugar.

Anuncios