En la orilla de cualquier mar

Sentado sobre la arena de cualquier playa. La arena, esa tierra que abrió los ojos y se propuso limpiar el alma, ser más pura, ganar la levedad.

Aquí, sentado con la arena, en cualquier playa. Espero desde hace horas (ella lleva quizá la eternidad), que las espumosas crines me hablen. Espero que, en ese lento y premeditado suicidio contra las rocas, me escriban. Con la propia sal que se les derrama de las heridas, me escriban.

No sé qué esperará ella, sigue conmigo. Bajo todos estos pensamientos, a mi lado, detrás, casi tan omnipresente como el mar que se empeña en callar frente a nosotros. Pero más presente.

Mientras se sostiene el silencio de las olas, me pregunto qué puede esperar ella, la arena. Una vez limpia, pura y leve, qué puede esperar.

Un susurro, quizá una broma de la brisa. No, es una palabra. Sobre el espigón, colección ordenada de rocas grises, ancladas por perder el orden. Una mancha de cristales blancos sobre el pétreo gris.

Viento.

Las olas me dicen “viento”. Y yo esperaba un nombre, una dirección, un color, cualquier cosa para orientar mi vida. Vuelvo a sentarme sobre la playa, gris cemento. La arena se fue, siquiera sin despedirse, aunque yo tampoco la saludé al llegar, habíamos contemplado juntos tantos testigos mudos…

Quizá eso esperaba la arena, “viento” para dirigir sus pasos, pues aún con tanta levedad, el ser no puede arrastrar al alma.

Quizá es, más bien, que por tanta levedad, el ser no puede arrastrar al alma.

No sé, pero seguro que no lo descubriré, anclado a la orilla de cualquier mar.

10 comentarios en “En la orilla de cualquier mar

  1. Mares de EuropaMar Adriático Mar Báltico Mar del Norte Canal de la Mancha Mar Cantábrico Mar Mediterráneo Mar de Barents Mar de Groenlandia Mar de Noruega Mar Negro Mares de AsiaMar de Andamán Mar Amarillo Mar Arábigo Mar de Aral Mar de Banda Mar de Bering Mar Caspio Mar de Célebes Mar de China Mar de Filipinas Mar de Japón Mar de Kara Mar de Laptev Mar de Ojotsk Mar Rojo Mar de Siberia Oriental Mar de Sulu Mares de AméricaMar Argentino Mar de Beaufort Mar Caribe Mar Chileno Mar Colombiano Mar del Labrador Mar de los Sargazos Mar de Bolivia Mares de la AntártidaMar de Amundsen Mar de Bellingshausen Mar de Weddell Mar de Ross Mares de OceaníaMar de Arafura Mar de Tasmania Mar de Timor Verde, siempre azul, 7 notas, 7 colores…

    Me gusta

  2. ¿Y la luna? ¿Qué te dijo?Porque me imagino que fue de noche, ¿no?No te rindas pensando que no descubrirás jamás lo que buscabas en la orilla de esa playa encantada. Tal vez lo encuentres donde menos te lo esperas, o te lo revele quien menos te lo esperas.Así es la vida.Bien está pararse a meditar, pero no quedes anclado.Un placer!

    Me gusta

  3. 1er anónimo:No es por molestar, pero te dejaste los mares de África ;)El verde no siempre es azul, a veces, es poesía, tú me lo enseñaste. Un beso, flamencael_vania:Quizá yo también esperaba el viento, o la nada. La luna siempre se empeñó en ser muda, pero no la culpo, nunca sabemos escuchar en ésos momentos… Gracias por el consejo, amigo, a por el pensamiento voy, soltando amarras.Un abrazo ;)

    Me gusta

  4. Me gusta la gente paciente. La que sabe esperar. A veces es inútil… y lo que tiene que llegar nunca llega. Pero para mí lo importante es la decisión. El ser consecuente con uno mismo y con todo lo demás.Unicamente así se avanza… aunque estés “anclado”.Además ya sabes que nos sentaremos contigo en la orilla para acompañarte en la espera.Besos salados…

    Me gusta

  5. Morgana:A eso vine a la playa, a esperar. Venía buscando respuestas, o preguntas, quién sabe.Con compañías como la vuestra, milady, cualquiera se anclaría gustoso, a esta orilla, o a cualquiera.Besos marinados

    Me gusta

  6. Mientras esperabas en la arena… ¿no dibujastes ningún nombre en la arena? de forma involuntaria a veces nuestro cuerpo manifiesta lo que sentimos pero nos negamos a ver, o a veces estamos tan confusos que esperamos ese choque ese estímulo que nos haga reaccionar, lo que pasa que esos fenómenos ocurren pocas veces, los químicos dicen que contra más te mueves más probabilidad de chocar y desencadenar la reacción, ¿será cuestión de nadar en el mar entonces? metete dentro, al principio estará frío, pero merecerá la pena.por cierto, me ha encantado este escrito. Para mi gusto uno de los mejores.

    Me gusta

  7. Reif:Tú siempre tan al grano viejo amigo, y tan cotilla… Qué nombre en la arena ni que ocho cuartos, lo que quieras saber me lo preguntas frente a un par de cafés hombre…Después del momento de irreflexión:Tienes razón en lo que dices, y eso de nadar es tan bonito… Mira, ni se me había ocurrido (hablo de la metáfora, claro). Por cierto, gracias por el cumplido.Un beso, lagarto

    Me gusta

  8. Al leer este escrito me ha hecho sentir paciencia, esperanza, soledad, la sensación de estar enamorado y no ser correspondido…Y siento la espera de mi comentario, ya sabes el porque…Y ahora que sigo pensando en tus palabras se me ponen los pelos de punta, a la persona que va dirigida la haces sentirse única. Es precioso, Linmer.Un beso,Jenny

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s